Opinión Viviendo como Robots

La práctica de atención plena o Mindfulness también es un poderoso recurso para desarrollar nuevos niveles de bienestar e incidir positivamente en la capacidad de tomar decisiones desde un lugar de claridad, sin reacciones automáticas.

Una amiga me contó que buscó infructuosamente su cartera y al día siguiente cuando abrió el frigorífico la descubrió bien acomodada junto al pollo congelado. Actuaciones similares parecen indicarnos que estamos llevando una vida en piloto automático, hacemos cosas sin atención y luego tenemos que estrujar la memoria buscando recuerdos que no logran venir en el momento más urgente.

Ivonia bonilla Viviendo como Robots

Esto de parecer estar fuera de nosotros mismos mientras realizamos algo, suele ser muy común pero peligroso. Un prominente joven abogado reflexionó preocupado por el hecho de enviar por WhatsApp equivocadamente un mensaje confidencial explicando detalles de un jugoso negocio, y luego enfermarse, al descubrir el error y tener que esforzarse en corregirlo. Ciertamente, testimonios como los narrados, nos invitan a ser sinceros frente a las numerosas distracciones y equivocaciones, las que en ocasiones, nos hacen perder dinero y nos llenan de sufrimiento por el flagelo emocional que nos provoca el rumiar incesantemente errores, culpas, y creer las voces internas que despiadadamente nos endilgan calificativos despectivos.

Se ha comprobado que se puede aumentar la capacidad de la atención sostenida, mediante la práctica de Mindfulness o Atención Plena, lo que ayuda a reducir el tiempo en los que la mente se distrae divagando en los pensamientos del pasado y el futuro, aumentando así el rendimiento y la efectividad, reduciendo la ansiedad, el estrés y el malestar que se produce cuando la mente comete errores por distracciones.

Por medio de imágenes de resonancia magnética que utilizan los estudios científicos de Mindfulness, se ha comprobado que uno de los grandes beneficios de practicarlo, es la activación de la corteza prefrontal del cerebro, la que se encarga de las funciones ejecutivas, cómo planificar una acción, iniciarla, regularla si se está haciendo mal, o bien, darse cuenta de los errores y corregirlos. Es lograr concentrarnos en el presente para ganar la batalla que se produce entre la corteza prefrontal y el sistema límbico, esa zona inconsciente dedicada al placer y al estar siempre en automático.

La práctica de atención plena o Mindfulness también es un poderoso recurso para desarrollar nuevos niveles de bienestar e incidir positivamente en la capacidad de tomar decisiones desde un lugar de claridad, sin reacciones automáticas. Es un aprender de forma práctica a cuidar mejor de uno mismo sin críticas destructivas, mediante explorar, auto conocerse, y entender la relación entre nuestro cuerpo, emociones, reacciones y la mente.

Estas prácticas de “tiempo presente” o Mindfulness implican autoobservación y detección de cómo reaccionamos frente a los diferentes estados de ánimo o sufrimientos, impulsándonos a aceptar la realidad con compasión, y a ser responsables directos de la procedencia de dolores, enfermedades, tristezas o malestares aparentemente sin origen, dejando a un lado la costumbre de entregar inconscientemente nuestro sentir y sufrir únicamente a las prescripciones médicas y a las cantidades de químicos consumidos. El gran secreto del Mindfulness, utilizado por muchos hospitales de Europa, Estados Unidos (EE. UU.) y algunos países latinos, es que sus resultados son fruto de la práctica que cada uno realice.

Esta herramienta provee el mejor entrenamiento hasta hoy, para aliviar dolores crónicos, depresiones, y ofrecer salida al sufrimiento en el que está atrapado alguien conviviendo con el estrés. Se trata en definitiva, de desterrar el mito de “yo soy así” para convencerse de que hay otra elección y se puede cambiar. El Mindfulness si es enseñado de forma adecuada en hospitales, centros de salud pública o empresas podría reducir las colas de pacientes con dolores crónicos y estrés, como ya está lográndose en EE. UU. y países europeos.

La autora es instructora de Mindfulness y consultora de Talento Humano.
ivoniabonillaconsultora@gmail.com

¿Quieres saber más de Ivonia Bonilla? Lee con nosotros su historia!
Fundadora de Attentio Mindfulness

Su suscripción no pudo ser guardada, por favor intente de nuevo
Se ha suscrito correctamente. Revise su correo, aveces el mensaje se envía en la sección de PROMOCIONES.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe en tu correo nuestras publicaciones más recientes

Conoce nuestro EVAM
Entorno virtual de Aprendizaje (EVAM)

Mira más de nuestros cursos Aqui:
Cursos

Para más información Contáctenos:
Ivoniabonillaconsultora@gmail.com
505 82336755 (claro)
505 81517006 (movistar)

https://www.laprensa.com.ni/2018/03/12/opinion/2388975-viviendo-como-robots
Tomado de la Prensa

Leave a Comment